Blog de la Presidenta

Referencias, análisis e investigación, sobre los temas de mayor vigencia actual en el campo de los Recursos Humanos.
Capital Humano

EMPLEADO O CONTRATISTA

Es crítico que el patrono determine correctamente si un individuo que provea servicios es empleado o contratista independiente. Generalmente el patrono debe retener contribuciones sobre ingresos, seguro social, medicare, desempleo, y Seguro de Incapacidad No Ocupacional de los salarios devengados por el empleado. Sin embargo, a un contratista independiente por lo general no se le hacen estas deducciones, excepto aquella provista por ley donde hay que retener y emitir al Departamento de Hacienda el siete (7) por ciento según las disposiciones de la ley. Es importante que usted conozca la relación de negocio que existirá entre usted y la persona que realice los servicios a prestarse en su empresa: empleado o contratista independiente.
La determinación de quién es un contratista independiente no depende de factor aislado alguno, sino que hay que examinar el conjunto de circunstancias en que se desenvuelve la relación laboral. El grado de control que se pueda reservar la compañía sobre la ejecución del trabajo es el criterio rector para dilucidar si la relación laboral entre las partes es de empleado y patrono o de contratista independiente.
Desafortunadamente, algunas compañías no entienden la diferencia entre contratista independiente y empleado. Aun las compañías que entienden la diferencia, están tentadas a explotar la relación porque claramente les representa un beneficio y evaden así cumplir con aquellas obligaciones laborales que se requieren por ley. Prefieren correr el riesgo. Por otro lado, en ocasiones la persona a ser contratada solicita que se le emplee como contratista independiente por diferentes razones personales pues necesita que le sobre más dinero para su bolsillo y surge el ¡ay bendito, vamos ayudarle! Pero saben que, el hecho de que la persona le pida ser contratista no es defensa para evitar las penalidades. El problema surge cuando la persona reclame todo lo que no le pagó como empleado. Se acaba la luna de miel entre las partes. Es aquí donde la empresa se expone a ser demandados donde estos reclaman sus derechos como empleados de la empresa. Reclamaciones como por ejemplo: tiempo extraordinario y periodo de alimentos trabajados, salarios por hora, bonos, vacaciones, días por enfermedad, reclamación por desempleo, despido sin justa causa, discrimen, entre otros. También se exponen a penalidades por incumplimiento con las leyes de contribuciones sobre ingresos, desempleo, seguro social, y de la persona sufrir un accidente en el lugar de trabajo quedar declarados como patrono no asegurado, perdiendo así la inmunidad que tienen ante el Fondo del Seguro del Estado. ¡Ah, pero tenemos un contrato de mutuo acuerdo! No se recueste, podría ser nulo si toda la evidencia es indicativo de que es empleado. Las consecuencias de tratar un empleado como un contratista independiente podrían resultar en un gran impacto económico para las empresas.
EVITESE PROBLEMAS contratando personas como servicios profesionales o contratista independiente cuando en realidad lo que piensa tener son empleados. Proteja su empresa y también a sus empleados.
A continuación tabla con las diferencias entre empleado y contratista independiente.
Carmen V. Calcaño, PHR, CCC
Presidente, HRD Group, Inc.
787-620-0152

Share this post:

About the author

hrdadmin