Blog de la Presidenta

Referencias, análisis e investigación, sobre los temas de mayor vigencia actual en el campo de los Recursos Humanos.
Factura-Electrónica EXENTO

MI CONTRATISTA DICE QUE ES EMPLEADO

VIDEO RELACIONADO
A medida que su negocio crece usted se puede preguntar, “¿debería contratar empleados a tiempo completo, a tiempo parcial o por horas, o debería contratar por “servicios profesionales”, más bien contratista independiente? Claro, pensará si emplea a un contratista, su papeleo será mucho más fácil, menos costoso pues le pagaría por hora o una cantidad fija, solo le deduce el 7% de contribuciones sobre ingresos y se evita el pagar tiempo extraordinario, penalidades, llevar gastos de nómina, etc. En fin, se ahorra unos chavitos por el momento. Dulce tentación. Sin embargo, el sólo hecho de llamar a alguien contratista o mejor conocido por muchos como “servicios profesionales” no lo convierte en uno. Si usted clasifica incorrectamente a aquellos que trabajan para usted, puede terminar pagando multas considerables e impuestos atrasados al IRS, al Estado y reclamaciones del empleado en todo lo relacionado a salarios y beneficios; es decir, una serie de consecuencias legales costosas.
En ocasiones, es la persona a ser contratada la que solicita se le emplee como contratista independiente por diferentes razones personales pues necesita que le sobre más dinero para su bolsillo y surge el ¡ay bendito, vamos ayudarle! Pero saben que, el hecho de que la persona le pida ser contratista no es defensa para evitar las penalidades. El problema surge cuando la persona reclame todo lo que no le pagó como empleado. Se acaba la luna de miel entre las partes.
Es aquí donde la empresa se expone a ser demandados donde estos reclaman sus derechos como empleados de la empresa.
Piénselo bien. Existen leyes federales y estatales que se utilizan para definir una relación laboral y para determinar si una persona que provee un servicio para usted es un “empleado” o un “contratista
independiente”. Son muchos los empleadores que clasifican incorrectamente a sus empleados como contratistas independientes. De igual forma, son muchas las querellas que están recibiendo las diferentes agencias por los trabajadores alegando clasificación incorrecta en su contratación. Una de estas agencias lo es el Departamento de Trabajo Federal donde llevan de forma exitosa las acciones contra los empleadores que clasifican equivocadamente a los trabajadores.
Definamos contratista independiente. Las personas que tienen un oficio, negocio o profesión como los abogados, contadores, consultores o constructores contratistas que ofrecen sus servicios al público en general, son normalmente considerados contratistas independientes. La característica clave de un contratista independiente es la “independencia” del trabajador. Una relación de contratista independiente es una relación de negocio a negocio. NO es una relación de empresa a individuo.
Añadimos a la definición, según el caso Hernández v. TOLIC, 2000 TSPR 115, como sigue: “…la determinación de quién es un contratista independiente no depende de factor aislado alguno, sino que hay que examinar el conjunto de circunstancias en que se desenvuelve la relación laboral.” En Mariani v. Christy, 73 D.P.R. 782 (1952), “…dispusimos que el grado de control que se pueda reservar el principal sobre la ejecución del trabajo es el criterio rector para dilucidar si la relación laboral entre los litigantes es de empleado y patrono o de principal y contratista independiente.” En otras palabras, lo que disponga el contrato laboral no es determinante ni decisivo en el momento de definir la relación entre las partes.
Como regla general, cualquier individuo que realiza un servicio para otro a cambio de pago es considerado un empleado, a menos que se demuestre que el trabajador está libre de control y dirección en cuanto al desempeño de los servicios y normalmente está involucrado en un oficio, ocupación o negocio independiente relacionado con el servicio realizado. La carga de la prueba está sobre el empleador.
La relación laboral se inicia meramente con tolerar o permitir trabajar sin que se requiera algún trámite específico para ello.
Por consiguiente, EVITESE PROBLEMAS contratando personas como servicios profesionales o contratista independiente cuando en realidad lo que piensa tener son empleados. No se cieguen por aparentes conveniencias. Proteja su empresa y también a sus empleados
Para mayor información o asistencia en revisar sus policitas, contactar a HRD llamando al 787.620.0152.

Share this post:

About the author

hrdadmin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *